(+34) 93 685 4488
(+34) 93 685 5111

Filtros y componentes metálicos porosos AmesPore

Los filtros y componentes metálicos porosos son piezas metálicas sinterizadas con gran porosidad, entre el 30 y el 60% en volumen, típicamente de Bronce 89/11 o de Acero Inoxidable 316L.

Los filtros y componentes metálicos porosos sinterizados tienen unas características particulares:
– Se fabrican con paso medio de poro variable, desde 2 µm hasta 290 µm.
– Tienen una gran regularidad de comportamiento, fruto de la rigurosa clasificación del tamaño de partícula de la materia prima.
– Son filtros de profundidad, con espesores = 1,5 mm, es decir, el fluido recorre un camino intrincado hasta salir del filtro, y por tanto la eficacia de filtrado es muy elevada.
– Pueden trabajar a alta temperatura y alta presión, sin deformarse.
– Tienen buena resistencia química, sobre todo los de acero inoxidable.
– Son soldables y mecanizables, por lo que se pueden adaptar a montajes específicos.
– Su robustez facilita su limpieza, y son por tanto reutilizables.

AMES ofrece la siguiente gama de Filtros y componentes porosos de Bronce. Se fabrican con partículas esféricas de Bronce 89/11. El paso medio de poro es variable desde 8 µm hasta 210 µm, y su espesor también es variable. Dentro de esta gama, AMES ofrece dos productos estandard:
Discos estándar Bronfil®, de medida estándar, con diámetro de 4 a 28 mm, y altura de 3 a 15 mm.
Silenciadores estándar Bronfil®. Son silenciadores metálicos de medida estándar, con la rosca integrada en el silenciador.
Filtros y componentes porosos de Acero Inoxidable. Son de Acero Inoxidable 316L. Se fabrican compactando polvo de acero inoxidable en un utillaje rígido bajo elevada presión. Tienen una elevada resistencia a la corrosión, y resisten altas temperatura de trabajo (hasta 800ºC). Se fabrican con paso medio de poro variable desde 2 µm hasta 16 µm.
Dentro de esta gama se ofrecen también los Filtros CIP. Son filtros cilíndricos de pequeño espesor de pared y gran longitud, fabricados mediante compactación isostática . Se emplean como cartuchos filtrantes para caudales elevados. Trabajan bajo los mismos requerimientos que un filtro de acero inoxidable. Se fabrican con paso medio de poro variable desde 2 µm hasta 100 µm.

La elevada porosidad micrométrica de estos componentes es útil para multitud de aplicaciones:
Filtración de fluidos. La porosidad es capaz de retener las partículas sólidas contenidas en un fluido líquido o gaseoso, y de separar fases líquidas y sólidas. Los sectores de aplicación son: automoción, marina, aviación, ferrocarriles, maquinaria industrial, electrodomésticos, calefacción, depuración de agua, alimentación, industria química y nuclear, fabricación de embalajes, filtros de pipas y cigarros electrónicos, etc.
Caída de presión. La porosidad reduce la presión del fluido que pasa a través de ella, siendo conocido este fenómeno como pérdida de carga. Diferentes aplicaciones son: control de presión en circuitos neumáticos e hidráulicos (compensadores, purgadores, reguladores), amortiguación de ruido de gases a presión (Silenciadores), cilindros neumáticos, protección de sensores y manómetros, motorreductores, etc.
Control de caudal. La porosidad homogénea e isotrópica permite que el paso de un fluido a través de ella tenga un caudal constante a la salida de la pieza porosa, especialmente si el caudal se genera mediante capilaridad. Típicas aplicaciones son intercambiadores de calor, gases medicinales, pesca submarina, gases industriales, etc.
Aireación. El paso de aire a presión a través de la porosidad resulta en un caudal de aire constante y controlado a la salida del componente poroso. Los sectores de utilización son: gasificación de líquidos en la industria alimentaria (licores, vinos, bebidas carbónicas), ozonización, quemadores de gas, acuarios, análisis clínicos, etc.
Fluidificación. El paso de aire a través del componente poroso permite que el caudal esté distribuida con la misma presión en todos los puntos, permitiendo la manipulación controlada de productos pulverulentos. Esta propiedad se emplea para transportar cemento, harina, alúmina, cenizas, polvo de toner, etc.
Antihumedad. La porosidad es capaz de retener y condensar la humedad contenida en un gas que pasa a través de ella. Típicas aplicaciones son el secado en general, protección de equipos electrónicos, etc.
Antirretorno de llama. La presencia de un componente poroso antes de la llama evita que la llama pueda retroceder. Típicas aplicaciones son calderas de gas, calentadores, instalaciones de soldadura, etc.

Es posible generar soluciones específicas en formas, materiales, y prestaciones, en las que la porosidad del sinterizado sea un factor técnicamente valorado. Para ello, AMES pone a disposición de sus clientes su departamento de I+D.

AMES le puede recomendar el material y el diseño adecuado para sus necesidades. Contactar


 

DESCARGA DE MODELOS 3D

Realice su descarga del modelo 3D de los cojinetes SELFOIL®

Más información

COJINETES AUTOLUBRICADOS ESTANDAR

Más de 1000 medidas disponibles para consumo al detalle. Estoc permanente.

Más información

TIENDA ON-LINE

Realice sus pe-didos de cojine-tes estándar SELFOIL®

CONTACTO

Acceda a nuestro formulario de contacto y resolveremos sus necesidades

Más información